Tsunamis de ODIO

Tsunamis de Odio

 

Que levante la mano quien haya caído en que en estos últimos años, y ya no digamos en estos últimos días, si tuviésemos un medidor de odio junto al termómetro de pared, éste no hubiese estallado.

Nos estamos acostumbrando al ODIO. Al odio gratuito. Es suficiente poner un comentario cualquiera en las redes sociales o foros para recibir un insulto de buenos días. Es suficiente que ocurra una desgracia para volcar nuestra rabia al máximo nivel, porque de hacer lo contrario, te sientes cómplice.

Me pregunto qué pasará dentro de algunos años. ¿Quienes seremos? ¿Venderán piedras a la entrada de la plaza del pueblo, como ocurría en “La Vida de Brian”?

Comentarios en Facebook

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close


Logo
Sigue mis viñetas en Facebook y Twitter