Amarillofobia y pitadas

El amarillo, que encima es mi color favorito en combinación con el gris y negro, resulta que ha convertido en un símbolo político, adorado y odiado a partes iguales.

El problema es cuando se lleva al esperpento, y de eso, en nuestro país sabemos mucho, como bien indicaba Ramón María del Valle -Inclán.

Amarillofobia y pitadas

 

Comentarios en Facebook

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close


Logo
Sigue mis viñetas en Facebook y Twitter