No me fío de esta regeneración

No me fío de esta regeneración

Cada vez que tengo que dibujar un concepto como es la corrupción, sólo se me ocurre un gran monstruo de un solo ojo (muy pendiente de por dónde meter la mano), con cara de pocos amigos, y cargado de billetes, bolsas de monedas y enchufes en la mano.

Cada vez que pienso en cómo se le puede vender esto a alguien, me imagino poniéndole una careta con una sonrisa pintada, que casi resulta burlona. Con eso es suficiente sin duda.

¿De verdad nos lo han colado?

 

Comentarios en Facebook

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close


Logo
Sigue mis viñetas en Facebook y Twitter