Cuándo toca negociar?

Cuándo toca negociar

Pocas palabras quedan por decir, cuando hemos visto a nuestros dirigentes disfrutando de unas (seguramente) merecidas vacaciones. El caso es que ¿deberían haberlo hecho con la que teníamos encima?

En mi caso, he tenido que cancelar vacaciones cuando un proyecto profesional me lo impedía. Y me fastidió, si, pero era lo que había que hacer. En el caso de dirigir un país, ¿no hubiese sido necesario algo similar?

Mientras tanto, en la otra cara de la moneda, tenemos a quien pide acuerdos a gritos y da la sensación de que no se le hace mucho caso… Quizá por eso al final se firmaron pactos de investidura (por mantenerle ocupado).

Un poco de humor pre-fin de semana!!!

 

 

Comentarios en Facebook

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Close


Logo
Sigue mis viñetas en Facebook y Twitter